La bodega

(Declarada Monumento Histórico Industrial)

En la actualidad la finca ha sido puesta en valor y todos los edificios han sido minuciosamente restaurados con materiales de época, manteniendo su encanto antiguo e industrial. La bodega ocupa lo nave principal del antiguo taller de laminado. Se trata de un espacio de algo mas de 300 m2 con una altura de mas de 6 metros que mantiene a la perfección las características de las edificios industriales de principios del siglo XVIII.

La bodega ha sido diseñada siguiendo las reglas del Feng Shui basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de este una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan y los productos que se elaboran. La bodega esta equipada con tinas de madera de roble de 2.000 litros que se utilizan para la fermentación alcohólica y maloláctica. El envejecimiento se produce en barricas de 225, 300, 500 y 2.000 litros.

La bodega de la Antigua Real Fabrica de San Miguel de Ronda mantiene un compromiso pleno y completo en todo el proceso de elaboración del vino natural con criterios ecológicos, no solo en el aspecto agrícola, sino también en el proceso industrial que se realiza de forma totalmente artesanal.

La tutela de las viñas se realiza con productos ecológicos limitándonos a hacer uso de medidas preventivas que influyen sobre todo en el fortalecimiento del propio sistema de defensa de las plantas en función de la fauna y la flora autóctona existente guardando siempre el equilibrio del propio ecosistema. Solamente se emplean elementos naturales como el extracto de ajo, feromónas, infusión de ortigas, silicato de potasa, etc… y pequeñas dosis de azufre y cobre cuando las necesidades son perentorias.

En el proceso Industrial el compromiso ecológico se plasma en la única y exclusiva utilización de energías limpias y renovables (fotovoltaica, eólica e hidraúlica). El uso de sulfitos se reduce al mínimo gracias a la ayuda de productos alternativas como la vitamina C y el minucioso trabajo de protección con gases inertes, todo unido a una limpieza exhaustiva de toda la bodega. La elaboración de los vinos de forma natural sin productos químicos ni levaduras comerciales y la evolución natural de las fermentaciones, la utilización de botellas de menos de 400 grs. de peso de vidrio reciclado, serigrafiadas con productos naturales no contaminantes (evitando el uso de papel y tintes), el uso de corchos y el encapsulado de cera de abeja producidos ambos en la propia finca determinan nuestro acuerdo con un mundo mas limpio, puro y equilibrado.

bodega_interior_alta_2
bodega_Exterior
barriles
bodega_nueva