Economista de formación, Enrique Ruiz ha desarrollado una extensa labor profesional en el ámbito de la cooperación internacional, con una profunda implicación personal que lo hacen sentirse tan español como nicaragüense o uruguayo. Apasionado por los mapas antiguos y las banderas es, sin embargo, defensor de un mundo fraternal, sin etiquetas ni encorsetado por nacionalismos.

Tras varias décadas de un periplo profesional y vital a lo llevaron a residir en mas de una docena de países encuentra su lugar en el mundo entre las ruinas de gruesos muros antiguos a orillas del rio Genal, en el pueblo malagueño de Júzcar. Años de trabajo constante hicieron emerger tras la maleza y capas de tierra la Real Fábrica de Hojalata de Ronda, en un meticuloso proyecto de rehabilitación que ha sido reconocido con el Premio Hispania Nostra a la intervención en el territorio o en el paisaje en 2018.

Bodeguero por vocación Enrique Ruiz ha encaminado la producción de la Real Fábrica a vinos ecológicos y naturales, con especial cuidado y respeto medioambiental tanto de las viñas como del proceso de creación de los vinos, en producciones pequeñas y numeradas.

Sus vinos maridan especialmente con reencuentros y celebraciones, con conversaciones pausadas, y hasta con introspectivos momentos de soledad.

Dejar un comentario