Creada por Felipe V en Júzcar, pueblo de la malagueña Serranía de Ronda, acoge hoy una bodega y un alojamiento.